APLICACIONES : Remachar

Remachado, montaje final de piezas metálicas mediante prensas neumáticas e hidroneumáticas.

 

El remachado es un montaje final, es decir, no se puede desmontar sin destruir el tornillo. Es una manera efectiva de ensamblar dos piezas delgadas.

El remachado de las piezas se realiza comprimiendo las piezas a unir y luego aplastando un extremo del remache con la parte superior de la herramienta.  La deformación de un remache de tal manera que se crea una cabeza que asegura la retención de las piezas así ensambladas. Es un ensamblaje seguro y sólido. También es resistente a las vibraciones gracias al llenado total de su carcasa. El remachado debe asegurar un contacto perfecto y un apriete constante y potente de las piezas ensambladas.

Las prensas más adecuadas para el remachado son las prensas neumáticas e hidroneumáticas, ya que esta operación requiere un gran esfuerzo, especialmente al final de la carrera, para formar el cabezal del remache.  La posibilidad de gestionar la velocidad de descenso en las prensas neumáticas e hidroneumáticas proporciona al regulador un confort adicional.